jueves, abril 27, 2017

De Teruel no es cualquiera




He viajado a pueblos sin sacristán,
donde no sangran por rencor.
He llorado al ver una catedral,
levantada con dolor.

El amor me brotó un día de abril,
bajo una higuera del edén.
Noche mágica de Nueva York,
la recuerdo con desdén.

Yo nací en un parto sin doctor,
una noche de vendaval.
Cuando abrí los ojos me inundó,
un asombro mineral.

Jamás pude ver luego de mayor
ese cielo tan maternal.
Una vez me pasé en soledad
siete días sin hablar.

Por más que te esfuerces, no
lograrás poderlo entender.
Hay un sitio, hay un lugar,
donde no es fácil converger.

La noche  brilla más que el sol,
donde tú eres el timonel.
Por más que lo busques no,
solo es Teruel.

El desierto será tu inmenso hogar
y la nieve te abrazará.
El mudéjar no es una decoración,
hay estrellas para comprar.

Es extraño, pero es pura verdad,
en Teruel quisieron nacer.
Gente rara como Chomón,
gente rara como Buñuel.

Si no tienes cerca un manantial,
si tu patria no tiene luz,
si las calles muerden al pasear,
si no puedes llevar tu cruz.

Si el paisaje tuyo es una pensión
sin domingos y sin pastel.
No te amargues por una vez,
te dejamos ser de Teruel.

Por más que te esfuerces no,
lograrás poderlo entender.
Hay un sitio, hay un lugar,
donde es fácil envejecer.

La noche brilla más que el sol,
donde tú eres el timonel,
por más que lo busques no,
solo es Teruel.

Por más que te esfuerces no,
entenderás está quimera.
Es muy fácil ser de Pekín,
es muy fácil ser de Estambul,
es muy fácil ser de Madrid.
Mas de Teruel no es cualquiera.

Joaquín Carbonell

miércoles, abril 26, 2017

Querido Labordeta





Dulces ribazos,
nubes del Bajo Aragón,
el Somontano,
te lleva en el corazón.

Cierzo del Ebro,
Serranía de Teruel.
La humilde aliaga
siempre pregunta por él.

Tierras de Franja
te darán la “bona nit”.
Café Levante
siempre se acuerda de ti.

Sol madrileño,
caserón del Buen Pastor.
Plaza El Torico
allí dejaste tu voz.

¡Venga, vamos Labordeta,
que nos espera el furgón!
Esta es en La,
la otra en Do.
Polvo, niebla, viento y sol.

Cae la tarde,
la lluvia empaña el cristal.
Llega otra plaza
cantando a la soledad.

Viejas y arcillas,
leñeros de Albarracín.
Suena La Albada
aquel 14 de abril.

Banderas rotas
de puño y de libertad.
Agosto en Jorcas,
rosas de fraternidad.

Camino y manta
la guitarra hay que plegar,
luz en el pecho
que ya se escucha ...*

¡Venga, vamos Labordeta,
que nos espera el furgón!
Esta es en La,
la otra en Do.
Polvo, niebla, viento y sol.

¡Venga, coño Labordeta,
que nos espera el furgón!
Si ya no está
tu vozarrón,
¡a la mierda esta canción!


* Texto no identificado...  Cualquier aportación será bien recibida...
No hemos encontrado una transcripción de la letra de este precioso homenaje a José Antonio Labordeta por parte de su amigo y compañero durante tantos años Joaquín Carbonell y con la participación como segunda voz de Eduardo Paz.

viernes, marzo 10, 2017

Pastillas para no soñar




Si lo que quieres es vivir cien años no
pruebes los licores del placer,
si eres alérgico a los desengaños    
olvídate de esa mujer.

Compra una máscara antigás,
mantente dentro de la ley,              
si lo que quieres es vivir cien años haz
músculos de cinco a seis.

Y ponte gomina que no te despeine el
vientecillo de la libertad,
funda un hogar en el que nunca reine
más rey que la seguridad.

Evita el humo de los clubs,
reduce la velocidad,
si lo que quieres es vivir cien años
vacúnate contra el azar.

Deja pasar la tentación, dile a
esa chica que no llame más,
y si protesta el corazón en
la farmacia puedes preguntar:
"¿Venden pastillas para no soñar?"

Si quieres ser Matusalén vigila tu colesterol.
         
Si tu película es vivir cien años no lo
hagas nunca sin condón.

Es peligroso que tu piel desnuda
roce otra piel sin esterilizar,
que no se infiltre el virus de la
duda en tu cama matrimonial.

Y si en tus noches falta sal para
eso está el televisor,
si lo que quieres es cumplir
cien años no vivas como vivo yo.

Deja pasar...


Explotación didáctica. (Maite García y Pablo Garrido)

jueves, marzo 09, 2017

Lo que Ana ve




Ana tiene un mensaje pintado de azul en el ojo derecho
Ana tiene un mal día grabado en los labios partidos, por cierto
Ana tiene un secreto que no sabe nadie aunque no es un secreto
Y un día cualquiera es el último día, y un día de estos.

Ana cree que el mundo es enorme pero no lo bastante
A Ana le engañan diciendo si te vas no tardaré en encontrarte
Ana no tiene claro a partir de cuando todo se volvió negro
Pero él dijo un día antes muerta que viva, con otro ni en sueños
O cuando escupía diciendo tu vida será puro miedo

Abrir las alas y volar dejarlo todo sin hacer
y largarse pronto con lo puesto
Quién quiere ver lo que Ana ve una noche otra también
La vida es bella pero quién quiere ver lo que Ana ve

Y dónde puedes ir cuando tú sabes bien que irá por ti
Cómo vas a gritar si sabes que nadie te escuchará
Todos dirán vaya exageración no será tanto no
Mientras esculpe a golpe de puño su nombre en tus huesos
Mientras te tapa la boca y te aplasta un cigarro en el pecho

Abrir las alas y volar dejarlo todo sin hacer
y largarse pronto con lo puesto
Quién quiere ver lo que Ana ve una noche otra también
La vida es bella pero quién quiere ver lo que Ana ve

Recuerda que dijo antes muerta que viva
Con otro ni en sueños
O cuando esculpía a golpe de puño
Su nombre en tus huesos

Abrir los brazos y volar dejarlo todo sin hacer
Y largarse pronto con lo puesto
Quién quiere ver lo que Ana ve, una noche otra también
La vida es bella pero quién quiere ver lo que Ana ve


Revólver


Explotación didáctica. (Talal Badih Akhrif)

martes, febrero 28, 2017

No hay tanto pan




Hay un gallo
que llora y que grita
"despierta, despierta, despierta, despierta", prudente.

Que esto duele,
te arrasa,
te mata, te irrita.

Qué suerte la tuya tan cruda y maldita.
Reza de día de noche y no almuerza.
Se cree mala madre y también mala hija.

¿Dónde está la suerte? La mía, poquita.
Alguien se lo da y después se lo quita.

Y no hay tanto pan, pan, pan...
no hay tanto pan, pan, pan...
no hay tanto pan, pan, pan...
no hay tanto pan, pan, pan...

Unos son grandes y otros valientes,
unos traicionan y otros son fuertes.

Despierta Mercedes,
ay, mi Patricia,
Tomás, Martín, Juan, Lola, Pablo y Cristina,
que esta gran culpa no es tuya ni mía.

Mentiras, sonrisas y amapolas,
discursos, periódicos, banqueros y trileros.
Canciones, manos y pistolas,
bolsos, confeti, cruceros y puteros.

Te roban y te gritan,
te roban y te gritan.
Te roban y te gritan,
y lo que no tienes también te lo quitan.

No hay tanto pan, pan, pan...
no hay tanto pan, pan, pan...
no hay tanto pan, pan, pan...
no hay tanto pan, pan, pan...

Y es indecente, es indecente,
gente sin casa, casas sin gente.
Es indecente.

No, no hay tanto pan.
(convierten el pueblo en banco
la mierda en oro
lo negro en blanco)

No hay tanto pan.





Silvia Pérez Cruz