martes, septiembre 30, 2014

Guárdate




Guárdate
de los cielos sin ojos ni ventanas,
guárdate
de los mares cubiertos de escafandras,
guárdate
de las voces sin risas ni esperanzas,
de los hombres de mirada vana,
guárdate
de los libros sin lecturas ni palabras,
guárdate
de las viejas historias trituradas.

Guárdate
de las noches que rompen las mañanas,
guárdate
de las manos que mueren en las trampas,
guárdate
de las voces que gritan en la nada,
de los campos heridos por la rabia,
guárdate
de la lluvia que borra las montañas,
guárdate
de la aurora que llaman las campanas.

Guárdate
de las leyes que no perdonan nada,
guárdate
de las risas que azotan las miradas,
guárdate
de las islas que anidan las nostalgias,
de los dedos perdidos en las ramas,
guárdate
de los ángeles blancos como el alba,
guárdate
de las tardes de estrellas y nevadas,
guárdate,
guárdate.


Mª José Hernández

No hay comentarios: