domingo, septiembre 14, 2014

Pégame a mí




Ella fue feliz desde pequeña.
Siempre contenta, pasó a ser mujer.
En ese momento cuando la vida se empeña
en que abandones el nido y eches a correr.

Supo salir sola de los atolladeros
que el destino te pone como prueba vital.
Conoció a David, un pedazo de hombre.
Nadie imaginaba que acabaría mal.

No se puede ir por la vida siendo tan imbécil.
No se puede ir machacando a la gente por ahí.
La maltratas a ella porque sabes que es más débil.
Pues si tantos huevos tienes, ¡pégame a mí!

David era un tipo de lo más sencillo.
El novio que todas querrían tener.
De buena familia incluso un poco pijo.
Trabajador intachable y un amigo fiel.

De esos que van por la calle y saludan
a todo cristo que pasa, un tipo amable y formal.
¿Quién iba a sospechar que tiene una cara oculta?
Que somos doctor Jekyll y mister Hyde.

No se puede ir por la vida siendo tan imbécil.
No se puede ir machacando a la gente por ahí.
La maltratas a ella porque sabes que es más débil.
Pues si tantos huevos tienes, ¡pégame a mí!


LosDelGás y El Drogas (Barricada)