domingo, junio 01, 2014

Somos indignados que patean




La plaza se hizo pequeña
para tanta mente abierta.
Mente alerta, mente despierta.
Tantos años con tormenta,
de la lluvia hicimos la revuelta

El camino nos lo hicieron estrecho,
vamos a andar eliminando fronteras,
conociendo la gente de otras tierras,
buscando maneras de ir haciendo carretera.
Carretera y otro aire en el pecho.
Queda un trecho que dar para contrarrestar
tantos años durmiendo, tantos años ardiendo y sin quemar

Somos indignadas que pasean,
fuimos indignadas de sofá.
Socia accidental de las cunetas.
Sus señales ya no sirven y Madrid ya llegará.
El camino ya nos basta y Madrid ya llegará.
Las personas ya nos gustan y Madrid ya llegará.

Gente sin casa, casa sin gente no se entiende.
Nos mean encima y dicen que llueve.
El pueblo unido jamás será vencido.

Empuñábamos los sueños
no queríamos más dueños del futuro.
Cada plaza se hizo de eco de gargantas
reprimidas por el miedo, que ahora estallan.
Ese miedo se remedia ejerciendo.
La razón de este pueblo
convierte el lamento en protesta.
Se escucha, se habla, se piensa.
La utopía entre el pie y el asfalto.
Arden nuestros deseos.
Vamos lentos porque vamos lejos.
Vamos lentos porque vamos lejos.

Somos indignados que protestan,
fuimos indignados de sofá.
Socio accidental de las cunetas.
Sus señales ya no sirven y Madrid ya llegará.
El camino ya nos basta y Madrid ya llegará.
Las personas ya nos gustan y Madrid ya llegará.


Silvia y Walter

No hay comentarios: